domingo, 13 de abril de 2014

MARÍA ISIDRA DE GUZMÁN Y DE LA CERDA, la primera mujer doctorada en España

María Isidra de Guzmán
María Isidra de Guzmán y de la Cerda nació en Madrid el 31 de octubre de 1768 y bautizada al día siguiente en la iglesia de San Ginés. Hija de dos grandes de España, Don Diego Ventura de Guzmán y Fernández de Córdoba, marqués de Aguilar de Campo, conde de Oñate y marqués de Montealegre y Doña María Isidra de la Cerda, duquesa de Nájera, condesa de Paredes de Nava.
Su educación corrió a cargo de Don Antonio Almanza. Participaba activamente en los salones literarios de Madrid. Pero como quería tener un título universitario y las mujeres tenían prohibida su entrada en las universidades, su padre escribe a Florindablanca solicitando el permiso del rey Carlos III para que examinaran a su hija en la Universidad Complutense de Alcalá de Henares, del título de doctorado en Filosofía y Letras Humanas.
El 2 de noviembre de 1784 ingresó en la Real Academia Española, como miembro numerario. El conde de Floridablanca, ministro principal de Carlos III, quiso tener un rasgo de modernismo y renovación concediendo a María Isidra esta distinción, lo que desató algún que otro resentimiento y numerosas protestas.
María Isidra destacaba por sus ganas de aprender, su portentosa memoria y su agudo juicio, cualidades que al llegar a conocimiento del rey, le valieron para ser convertida por éste en prototipo y modelo de imitación para las demás mujeres, acudiendo en persona a presidir el ingreso de la nueva académica.
Al año siguiente, el 7 de mayo de 1785, una vez superados con éxito los exámenes pertinentes, María Isidra recibiría el grado maestro y de doctor en Filosofía y Letras Humanas en la Universidad de Alcalá.
Disertó sobre un punto de Menandro (comedriógrafo griego), glosando su frase: "No hay patrimonio más precioso que la sabiduría" y la defensa de su tesis fue muy aplaudida, aunque hubo tres doctores en Teología que manifestaron su protesta por escrito.
El 29 de julio de 1785 ingresó en la Real Sociedad Vascongada de Amigos del País y el 21 de enero de 1786 en la Real Sociedad Económica Matritense, en la que pronunció su discurso de entrada el 25 de febrero.
Con su entrada en la Matritense provocó la entrada en ella de muchas damas, por lo que se creó la Junta de Damas.
Contrajo matrimonio el día 9 de septiembre de 1789 con don Rafael Alfonso de Soussa, marqués de Guadalcázar y de Hinojares. Vivió en el palacio de su marido y tuvo cuatro hijos: dos hijas, Magdalena y Luisa Rafaela y dos hijos, Rafael María  e Isidro.
Murió el 5 de marzo de 1803 y fue enterrada en la iglesia de Santa Marina de Aguas Santas, Córdoba, donde se conserva la lápida con su escudo.
María Isidra es un caso único, no sólo por lo insólito de su doctorado en pleno siglo XVIII, sino también porque se trata de una mente superdotada, aunque oscurecida por las trabas y prejuicios sociales de la época en que nació, así como por la poca justicia que después le han hecho la investigación y la historia, al igual que ha sucedido con tantas mujeres inteligentes, cultas y comprometidas.

miércoles, 9 de abril de 2014

ROSALIND ELSIE FRANKLIN, es de justicia reconocer su trabajo

Rosalind Elsie Franklin
Rosalind Elsie Franklin, nace en Londres el 25 de julio de 1920, es la segunda de cinco hijos en una familia judía. Sus padres, Ellis y Muriel, participaban en organizaciones benéficas y servicios a la comunidad.
Rosalind demuestra desde muy temprano una aptitud para las matemáticas y la ciencia y un don para los idiomas. Después de escuchar a Einstein en una conferencia, decide graduarse en Químicas por la Universidad de Cambridge. Al principio su padre desaprueba la idea, pero él mismo había estudiado ciencias e incluso aprendido alemán con el fin de intentar convertirse en científico además de defender siempre la educación como valor primordial.
Los años de Universidad de Rosalind están marcados por la Segunda Guerra Mundial, lo que provoca que muchos de sus profesores sean detenidos o dejen su trabajo. Durante aquella época escribe una carta en la que comenta "Prácticamente la totalidad de los miembros del laboratorio han desaparecido. Bioquímica se ejecutará casi en su totalidad por los alemanes y no puede sobrevivir". En este mismo laboratorio había estudiado Newton y allí se constituyó el Laboratorio Cavendish, nombre del físico que unificó las fuerzas eléctricas y el magnetismo.
Cuando acaba sus estudios, pasa tres años muy productivos en París en el Laboratoire de Services Chimiques de L'Etat, donde aprende y desarrolla técnicas tan innovadoras como relevantes para su futuro, entre las que destaca la de difracción de rayos X, también llamada "cristalografía de rayos X".
Maurice Wilkins
En 1951, Rosalind vuelve a Inglaterra como investigadora en el laboratorio de Juan Randall en Cambridge. Para Rosalind es su gran oportunidad de aplicar sus conocimientos a la biología y el laboratorio Randall se encontraba en el mejor nivel de desarrollo. Allí es donde su trayectoria se cruza con la de Maurice Wilkins.
Wilkins había sido el primero en reconocer los ácidos nucleicos y no estaba dispuesto a que Rosalind le hiciese la competencia. En ese momento se conocía la forma deshidratada de la molécula, la cual no sugería que tuviese una forma helicoidal. Rosalind se concentra primero en interpretar los patrones de difracción utilizando las laboriosas fórmulas de Patterson y consigue sus objetivos echando por el suelo los argumentos de todos sus colegas. La cantidad de agua en el modelo no correspondía al de los estudios de difracción.
Fotografia 51
En 1952 consigue con el difractómetro de rayos X, fotografiar la cara B del ADN hidratado, la famosa Foto 51, la columna vertebral del ADN.
A espaldas de Rosalind, Wilkins le enseña a Watson las fotos que ésta había obtenido del ADN y cuyos resultados aún no había publicado.
Gracias a esta conocida imagen, las investigaciones de Watson, Crick y Wilkins, culminaron en 1962 con el Premio Nobel por el descubrimiento del ADN. Precisamente Wilkins reconocería la labor de Rosalind a sus investigaciones justo 4 años después de la muerte de Rosalind.
James Dewey Watson
Francis Crick
Muchos pensaron que el premio se lo hubiera merecido Rosalind pero la Academia sueca nunca entrega el Premio Nobel a título póstumo ni puede compartirse entre más de tres personas.
Siendo mujer, científica y judía, tuvo que soportar el desprecio de otros científicos y ver como su trabajo era discriminado. Su jefe la tacha de "conflictiva" y "poco femenina" pero no dudó en robarle su trabajo sobre el cual orientó y logró armar un informe con la información genética y los resultados de Rosalind. Ella nunca supo que una filtración de su trabajo había contribuido a desvelar el secreto de la vida.
Rosalind Elsie Franklin
El espíritu luchador de esta heroína olvidada, le permitió seguir investigando y gracias a ello lideró trabajos pioneros relacionados con el virus del mosaico de tabaco y el virus de la polio así como el estudio de las microestructuras del grafito y del carbón.
Rosalind fallece en 1958 cuando sólo contaba 37 años a causa de una bronconeumonía, carcinomatosis secundaria y cáncer de ovario. Es posible que fuesen causadas por las repetidas exposiciones a la radiación durante sus investigaciones.
Debido a su contribución a la ciencia, son varias las instituciones y premios a los que da nombre, como la universidad Rosalind Franklin University o los premios Royal Society Rosalind Franklin Award and Lecture, que premian la labor de la mujer en la ciencia.

miércoles, 2 de abril de 2014

ABLACIÓN FEMENINA, sólo ellas pueden erradicarla

Ablación femenina
La ablación sexual femenina es la mutilación de parte de los genitales externos femeninos para evitar sentir placer sexual, con la finalidad de que pueda llegar virgen al matrimonio, puesto que si no es de este modo, la mujer puede ser rechazada.
También se realiza para evitar la supuesta promiscuidad de la mujer y asegurar que solamente tenga hijos con el marido.

La ablación sexual femenina se practica por varios motivos:
  • Sexuales: con el fin de controlar o mitigar la sexualidad femenina.
  • Sociológicos: como rito de iniciación de las niñas a la edad adulta o en aras de la integración social y el mantenimiento de la cohesión social.
  • De higiene y estéticos: porque se cree que los genitales femeninos son sucios y antiestéticos.
  • De salud: porque se cree que aumenta la fertilidad y hace el parto más seguro.
  • Religiosos: debido a la creencia errónea de que la ablación es un precepto religioso. Se practica a niñas y adolescentes de entre 4 y 14 años. Aunque en algunos países se practica a menores de 1 año, como por ejemplo, en Eritrea y Malí, donde esta práctica afecta a un 44% en Eritrea y un 29% en Malí.
Se cree que este ritual en origen fue realizado a las niñas de algunos países de África y Oriente Medio. No es seguro pero algunas versiones afirman que comenzó en el antiguo Egipto y a partir de allí se extendió al resto del continente africano. Aunque se localiza sobre todo en la zona centro-africana, esta práctica no se limita al continente africano, pues se sabe que ocurre en varios países de Asia, Europa, Australia e incluso América.
Su realización está prohibida por lo que ha disminuido su práctica en muchos países. En algunos casos se recurre a tradiciones religiosas para argumentar en su favor, pero lo cierto es que este tipo de mutilacion está prohibida en el Islam.
Cuchillas de afeitar usadas para realizar la ablación
Casi siempre se realiza de manera rudimentaria, a cargo de curanderas o mujeres mayores y con herramientas no muy ortodoxas como cristales, cuchillos o cuchillas de afeitar y nunca en centros sanitarios. Esta práctica es una vulneración de los derechos de las niñas a la igualdad de oportunidades, a la salud, el derecho a la protección frente a prácticas tradicionalmente peligrosas y el derecho a decidir acerca de la reproducción.
Puede acarrear la muerte de la niña por colapso hemorrágico o por colpaso neurogénico debido al intenso dolor y el traumatismo. Muchas niñas entran en un estado de colapso inducido por el intenso dolor, el trauma psicológico y el agotamiento a causa de los gritos.
Otros efectos pueden ser:
  • Una mala cicatrización.
  • La formación de abscesos y quistes.
  • Un crecimiento excesivo del tejido cicatrizante.
  • Infecciones del tracto urinario.
  • Coitos dolorosos.
  • El aumento al contagio del VIH/SIDA, la hepatitis y otras enfermedades de la sangre.
  • Infecciones del aparato reproductor.
  • Enfermedades inflamatorias de la región pélvica.
  • Infertilidad.
  • Mestruaciones dolorosas.
  • Obstrucción crónica del tracto urinario o piedras en la vejiga.
  • Incontinencia urinaria.
  • Partos difíciles y un incremento del riesgo de sufrir hemorragias e infecciones durante el parto.
Existen varios tipos de ablación:
  • Amputación del prepucio del clítoris (circuncisión), pudiendo extirparse en parte o en su totalidad el clítoris (clitoridectomía).
  • Otra forma consiste en la escisión o mutilación total o parcial del prepucio del clítoris y los labios menores, conservando solo los labios mayores.
  • La infibulación es la forma más agresiva y consiste en la exterpación del clítoris y los labios mayores y menores. Despues del acto, hay un cosido de ambos lados de la vulva hasta que ésta queda prácticamente cerrada, dejando únicamente una abertura para la sangre menstrual y la orina. A este método se le puede llamar circuncisión faraónica.
Un informe de Amnistía Internacional para concienciar del mal trato a las mujeres da la cifra de 120 millones de mujeres clitoridectomizadas y de tres millones de niñas por año en veintiocho países diferentes. Se cree que cada vez se practica a las niñas con menor edad con el fin de evitar que puedan juzgar la práctica por sí mismas cuando sean mayores.

Descripción de una Clitoridectomia
Niña a la que han practicado
una clitoridectomia
Sientan a la niña desnuda en un taburete bajo, inmovilizada al menos por tres mujeres. Una de ellas le rodea fuertemente el pecho con los brazos, las otras dos la obligan a mantener los muslos separados para que la vulva quede completamente expuesta. Entonces, la anciana toma la navaja de afeitar y extirpa el clítoris. 
Niña que ha sufrido
una infibulación
A continuación viene la infibulación: la anciana practica un corte a lo largo del labio menor y luego elimina, raspando, la carne del interior del labio mayor. La operación se repite al otro lado de la vulva. La niña grita y se retuerce de dolor, pero siguen sujetándola. La anciana enjuga la sangre de la herida y la madre, así como las otras mujeres, "verifica" su trabajo, algunas veces introduciendo los dedos. La cantidad de carne raspada de los labios mayores depende de la habilidad "técnica" de quien opera. La abertura que queda para la orina y el flujo menstrual es minúscula. Luego, la anciana aplica una pasta y asegura la unión de los labios mayores mediante espinas de acacia, que perforan el labio y se clava en el otro. Coloca tres o cuatro a lo largo de la vulva. Estas espigas se fijan con hilo de coser o crin de caballo. Pero todo esto no basta para asegurar la soldadura de los labios, por eso a la niña la atan desde la pelvis hasta los pies. Le inmovilizan las piernas con tiras de tela.

En Asia:
La mutilación genital femenina, particularmente en su forma de circuncisión sunna, está presente en prácticamente en todos los países árabes del continente, así como en las comunidades kurdas. En Afganistán, Tayikistán, Brunéi, Malasia e Indonesia también la practican, los tres últimos incluyendo los tipos de mutilación más radicales.
En África:
La ablación es una costumbre extendida en una amplia región de África, donde es practicada indistintamente por musulmanes, cristianos y animistas.
La embajadora de la Organización de las Naciones Unidas contra la ablación, la ex modelo somalí Waris Dirie, quien sufrió infibulación a los 5 años, ha conseguido que esta práctica sea ilegal en algunos países africanos, aunque se siga practicando de hecho. Unicef, en un informe, afirma que esta práctica se puede eliminar en una generación si hay un esfuerzo cultural.
En Europa:
El aumento de la inmigración ha llevado esta práctica a Europa. La mutilación genital femenina, en cualquiera de sus modalidades, se encuentra penada por la ley en los principales países de dicho continente con algunas excepciones como Italia o Irlanda. El hecho de que en Europa este penado no ha evitado casos de ablación en niñas o que en viajes a otros países que si se permite, se las haya mutilado.
En América:
En todo América se prohíbe legalmente esta práctica.

La circuncisión femenina antecede históricamente a la aparición del islam en el siglo VII d.C. Aunque durante las dos últimas décadas del siglo XX, tanto medios de comunicación como publicaciones académicas atribuyeron al islam la práctica de la circuncisión femenina. Según Moor Kassamali, la actitud de los religiosos musulmanes ha sido diversa. La práctica se observa en regiones de población musulmana donde existía ya antes de la islamización, tras la cual los alfaquíes la justificaron con argumentos religiosos, pasando a considerarla una tradición del islam. Son así numerosos los casos registrados en que jurisperitos musulmanes han aprobado la circuncisión, si bien en la actualidad la mayoría de los teólogos musulmanes consideran la circuncisión femenina como una práctica innecesaria o contraria al islam verdadero.
El Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina es el 6 de febrero.
Mayamuna Traor
En Malicounda Bambara, una población de Senegal, Mayamuna Traor ha desempeñado un papel fundamental en la prohibición de la mutilación genital femenina. Ojalá que las mujeres de otras aldeas y países sigan su ejemplo y sean ellas mismas la que vean la necesidad de acaban con ese horror que tanto daño causa a las mujeres porque aunque esté prohibida su práctica es muy fácil que se siga realizando en aldeas y pueblos de muchos países o en algún viaje al lugar de origen de las niñas.

miércoles, 26 de marzo de 2014

ISABEL LA CATÓLICA, la tenacidad hecha reina

Isabel la Católica
Isabel I de Castilla nace el 22 de abril, Jueves Santo, de 1451 en Madrigal de las Altas Torres (Ávila). Es hija de Juan II de Castilla y de su segunda mujer, Isabel de Portugal.
Enrique IV de Castilla
Dos años después, nace en Tordesillas, su hermano Alfonso. Tiene también otro hermanastro, Enrique, fruto de un anterior matrimonio de su padre Juan II de Castilla y María de Aragón, que accedería al trono a la muerte de su padre, en 1454, como Enrique IV de Castilla.
A la muerte de su padre, Isabel y su hermano Alfonso, son enviados con su madre a la villa de Arévalo. Su madre sufre de ataques de locura. Es una época llena de dificultades, incluso económicas. Entabla una gran amistad con Beatriz de Silva y conoce otros personajes muy importantes en su vida; Gutierre de Cárdenas, su esposa Teresa Enríquez y Gonzalo Chacón.
Juana de Castilla
En 1461, Isabel y su hermano Alfonso son llevados a Segovia, lugar donde se emplazaba la Corte, porque iba a nacer doña Juana de Castilla, hija de su hermanastro Enrique IV y Juana de Portugal. La alegría de tener una heredera al trono de Castilla pronto se truncó con los rumores propagados por los enemigos del rey que apodaron a Juana "la Beltraneja" ya que defendían que el padre de Juana era Beltrán de la Cueva.
Farsa de Ávila
Una parte de los nobles se enfrentó al rey Enrique y formó un bando alrededor de Alfonso, que en aquel entonces tenía 12 años y llegó a deponer a Enrique en la "farsa de Ávila". Isabel permaneció al lado de Alfonso durante este tiempo pero en 1468 Alfonso muere en Cardeñosa, seguramente envenenado.
Juan II de Aragón
El rey Enrique IV inicia contactos diplomáticos con otras casas reales para lograr un matrimonio de Isabel que le reporte beneficios. Rompe el compromiso que Isabel tenía desde los tres años con Fernando, hijo de Juan II de Aragón para comprometerla con Carlos, principe de Viana. El matrimonio no se consolidó por la férrea oposición de Juan II de Aragón.
Alfonso V de Protugal
De nuevo Enrique IV intentó desposar a Isabel con el rey Alfonso V de Portugal (primo en segundo grado de Isabel y hermano de su mujer Juana de Portugal), casi 20 años mayor que ella, a la vez que comprometía a su hija Juana de Castilla con el principe Juan, hijo de Alfonso V de Portugal. De esta manera Isabel iría a Portugal con su marido Alfonso V y a la muerte de Enrique IV, Alfonso V heredaria la corona de Castilla por estar casado con Isabel y a la muerte de Alfonso V, su hijo Juan y Juana heredarían las coronas de Castilla y Portugal. Isabel se negó. En 1464 logró reunir a Isabel y a Alfonso V en el Monasterio de Guadalupe, pero le rechazó, alegando la diferencia de edad entre ambos. 
Pedro Girón
Cuando contaba 16 años, fue comprometida con don Pedro Girón, de 43 años, Maestre de Calatrava y hermano de don Juan Pacheco; pero Girón murió por causas desconocidas mientras realizaba el trayecto para encontrarse con Isabel.
Inscripción que recuerda el tratado
de la Concordia de Guisando
Tras la muerte de su hermano Alfonso, los nobles presionan a Isabel a proclamarse reina. Isabel declina dicha petición mientras Enrique IV estuviera vivo pero consigue que su hermanastro le otorgue el título de Princesa de Asturias, en una discutida ceremonia que tuvo lugar en los Toros de Guisando, el 19 de septiembre de 1468, conocida como la Concordia de Guisando. De esta manera, Isabel se constituye como heredera a la corona, por delante de Juana, su sobrina y ahijada de bautismo, a quien parte de la nobleza no consideraba legítima para ocupar el trono por las dudas que había sobre su paternidad. A partir de este momento, Isabel pasa a residir en Ocaña, villa perteneciente a don Juan Pacheco, marqués de Villena.
Luis XI de Francia
Enrique IV  trata de casar de nuevo a Isabel con el duque de Guyena, hermano de Luis XI de Francia. De nuevo Isabel se negó. El monarca Luis XI pide entonces la mano de Juana de Castilla para su hermano, el duque de Guyena. Los esponsales se realizan en Medina del Campo, en 1470, pero el duque muere en 1472, en circunstancias no esclarecidas, antes de conocer a la novia.
Fernando II de Aragón
Mientras tanto, el rey Juan II de Aragón negocia en secreto con Isabel la boda con su hijo Fernando. Tanto Isabel como sus consejeros piensan que es el mejor candidato para esposo, pero había un impedimento legal, ya que eran primos segundos (sus abuelos, Fernando de Antequera y Enrique III, eran hermanos). Necesitaban por tanto una bula papal que les exonerara de la consanguinidad. El Papa no llegó a firmar este documento temeroso de las consecuencias negativas que ese matrimonio podrían acarrearle con los reinos de Castilla, Portugal y Francia, todos ellos interesados en desposar a Isabel con otro pretendiente.
Palacio de los Vivero
Personas del entorno de Isabel falsificaron una supuesta bula emitida en junio de 1464 por el anterior Papa, Pío II, a favor de Fernando, en la que le permitía contraer matrimonio con cualquier princesa con la que le uniera un lazo de consanguinidad de hasta tercer grado. Isabel aceptó y firmaron las capitulaciones matrimoniales de Cervera, el 5 de marzo de 1469. Para los esponsales y ante el temor de que Enrique IV abortara sus planes, en mayo de 1469, con la excusa de ir a visitar la tumba de su hermano Alfonso en Ávila, Isabel escapó de Ocaña, donde era custodiada estrechamente por don Juan Pacheco. Por su parte Fernando atravesó Castilla en  secreto, disfrazado de mozo de mula de unos comerciantes. Finalmente el 19 de Octubre de 1469 contrajeron matrimonio en el Palacio de los Vivero de Valladolid.
Papa Sixto IV
Rodrigo de Borgia
futuro Papa AlejandroVI
Este matrimonio le costó a Isabel el enfrentamiento con su hermanastro Enrique IV y para mediar en el conflicto, en 1471, el Papa Sixto IV envía al cardenal Rodrigo de Borgia (futuro Papa Alejandro VI) a España, como legado papal para arreglar diversos asuntos en la península, entre ellos este enlace. Rodrigo Borgia trae la "Bula de Simancas", que dispensaba a la pareja de la consanguinidad pero se la concede a cambio de que ellos le concedieran a su hijo Pedro Luis la ciudad de Gandía. Isabel y Fernando cumplieron su parte del trato en 1485.
Monasterio de San Juan de los Reyes
Tratado de Alcaçovas
A la muerte de Enrique IV, Isabel se proclama Reina de Castilla el 13 de diciembre de 1474 en Segovia, basando su legitimidad en el Tratado de los Toros de Guisando. Estalla entonces la Guerra de Sucesión Castellana entre los partidarios de Isabel y los de su sobrina Juana. El Tratado de Alcaçovas, celebrado el 4 de septiembre de 1479, pone fin a la contienda, reconociendo a Isabel y Fernando como reyes a cambio de ciertas concesiones a Portugal. Tras la guerra, Isabel mandó construir el Monasterio de San Juan de los Reyes.
Isabel y Fernando tuvieron cinco hijos; Isabel de AragónJuan de Aragón, Juana I de Castilla, María de Aragón y Catalina de Aragón. Los educó con arreglo a las obligaciones que tendrían en el futuro debido a su rango de príncipes, pero siempre velo por su bienestar.
Durante las campañas militares de Fernando, Isabel siempre estuvo en la retaguardia, acompañada de sus hijos y pendiente de proveer lo necesario. Su ayuda fue decisiva en la rendición de Baza en la Guerra de Granada. Fernando pide a Isabel que se presente en el campo de batalla para levantar la moral de las tropas. Así lo hace Isabel, acompañándose de su primogénita Isabel. El impacto de esta visita fue inmediato tanto en las tropas cristianas como en la población asediada que inició su rendición, no ante el rey guerrero sino ante su valerosa esposa. Además fue la precursora del Hospital de campaña, al hacerse acompañar de personal médico y ayudantes para atender a los heridos en el campo de batalla.
Santa Inquisición
Edicto de Granada
La Santa Hermandad
Durante su reinado se producen hechos transcendentales para el futuro del reino, como el establecimiento de la Santa Inquisición en 1480, la creación de la Santa Hermandad, la incorporación del Reino nazarí de Granada, así como la unificación religiosa de la Corona Hispánica, basada en la conversión de los judíos, so pena de muerte o expulsión por el Edicto de Granada en 1492, y más tarde la de los musulmanes.
Cristobal Colón
Monjes paulinos
Cree en el proyecto que le plantea Cristóbal Colón de ir a Las Indias hacia el oeste y patrocina el viaje. En 1492 Colón llega a las costas de América creyendo haber llegado a Las Indias. Comienza un proceso de evangelización de los indígenas nativos, confiándoles esta tarea a los monjes paulinos húngaros que se marcharon a las nuevas tierras en los próximos viajes de Colón.
Tratado de Tordesillas
Isabel y Fernando firmaron con Potugal el Tratado de Tordesillas en 1494, que delimitó sus esferas de influencia en el océano Atlántico. Por deseo de los comerciantes urbanos se creó la Santa Hermandad, cuerpo de policía para la represión del bandidaje, creando unas condiciones mucho más seguras para el comercio y la economía.
Para sus campañas militares contó con el servicio de Gonzalo Fernández de Córdoba (El Gran Capitán), que intervino en la conquista de Granada (1492), en las dos primeras Guerras de Italia y en la toma de Cefalonia (1500).
Rosa de Oro
de la Cristiandad
Debido a sus virtudes cristianas, a la conquista de Granada, a la expulsión de los judíos y la cruzada contra los musulmanes, Fernando e Isabel recibieron el título de Reyes Católicos, otorgado por el Papa Alejandro VI, mediante la bula "Si convenit" el 19 de diciembre de 1496. Dicho título es heredado por los descendientes al trono, tanto austrias como borbones, poseyéndolo actualmente el rey Juan Carlos I de España. El papa Alejandro VI le concedió la distinción honorífica de Rosa de Oro de la Cristiandad en 1500.
Felipe el Hermoso
Los últimos años de su vida estuvieron marcados por las desgracias familiares; la muerte de su único hijo varón y el aborto de su esposa, la muerte de su primogénita y de su nieto Miguel (que iba a unificar los Reinos de los Reyes Católicos con el de Portugal), la presunta locura de su hija Juana y las desavenencias con Felipe el Hermoso y el destino de su hija Catalina tras la muerte de su esposo inglés, la sumieron en una profunda depresión que hizo que vistiera de luto integro.
Estando la corte en Medina del Campo (Valladolid), se le declaró una grave enfermedad, una hidropesía (cáncer de útero). Pidió recibir la extremaunción y el Santísimo Sacramento y falleció poco antes del mediodía del 26 de noviembre de 1504, en el Palacio Real.
Primero fue inhumada en el monasterio de San Francisco de la Alhambra, el 18 de diciembre de 1504, en una sencilla sepultura, según su deseo. Poco después, sus restos mortales, junto con los de su esposo Fernando, fueron trasladados a la Capilla Real de Granada. En su museo se encuentran el cetro y la corona de la reina.
El testamento original de la reina se conserva en el Real Monasterio de Guadalupe. Una copia se envió al monasterio de Santa Isabel de la Alhambra de Granada y otra a la catedral de Toledo, aunque desde 1575 pasó al Archivo General de Simancas.
En su testamento dejó dicho que sus sucesores debían de esforzarse en conquistar para el cristianismo el Norte de África siguiendo la conquista peninsular, pero el descubrimiento de América hizo que los esfuerzos de los reinos castellanos se alejasen de ese objetivo.
Capitulación de Granada
Tuvo gran interés en defender la igualdad de sus súbditos americanos con los del Viejo Mundo, hecho por el que ha ganado el título de "precursora de los Derechos Humanos", a pesar de haber decretado en Castilla la conversión obligada de los judíos, so pena de expulsión por el Decreto de Granada y más tarde empujada por su marido y por el papado, a romper las Capitulaciones de Granada, pactadas con Boabdil, y obligar a la conversión de los musulmanes.
La historiografía española considera el reinado de los Reyes Católicos como la transición de la Edad Media a la Edad Moderna. Con su enlace matrimonial se unieron provisionalmente, en la dinastía de los Trastámara, dos coronas: la Corona de Castilla y la Corona de Aragón, dando nacimiento a la Monarquía Hispánica y, apoyados por las ciudades y la pequeña nobleza, establecieron una monarquía fuerte frente a las ansias de poder de eclesiásticos y nobles.
Con la conquista del Reino nazarí de Granada, del Reino de Navarra, de Canarias, de Melilla y de otras plazas africanas, consiguieron la unión territorial bajo una sola corona de la totalidad de los territorios que hoy forman España, exceptuando Ceuta y Olivenza que entonces pertenecían a Portugal, manteniendo las soberanías, normas e instituciones propias de cada reino y corona.
Los Reyes establecieron una política exterior marcada por los enlaces matrimoniales de sus hijos con varias familias reales de Europa dando la hegemonía de los Habsburgo durante los siglos XVI y XVII.
El descubrimiento de América en 1492, modificó profundamente la historia mundial.
El primer escudo que puede considerarse en alguna medida como Escudo de España, es el que, con el águila de San Juan como soporte, adoptaron Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón en 1475. En este escudo quedaban representadas de forma intencionada y políticamente equilibrada las dos entidades políticas en la Península Ibérica a finales del siglo XV; la Corona Castellano-Leonesa y la Corona de Aragón o Confederación Catalano-Aragonesa.
Escudo de los Reyes Católicos
en 1475
Escudo de la Reyes Católicos
desde 1492
Escudo de los Reyes Católicos
antes de la toma de Granada 

Unidas ambas Coronas bajo la misma Monarquía, son el origen de la España actual, quedando completa su extensión territorial con la reconquista de Granada en 1492 y la incorporación de Navarra a la Corona de Castilla tras su conquista por Fernando en 1515.

miércoles, 12 de marzo de 2014

HIPATIA DE ALEJANDRÍA, maestra de hombres importantes

Hipatia de Alejandría
Hipatia nació en Alejandría, capital de la diócesis romana de Egipto, en el año 370. Su padre Teón de Alejandría, un célebre matemático y astrónomo, fue muy apreciado por sus contemporáneos, probablemente debió trabajar y dar clases en la Biblioteca del Serapeo.
Hipatia se educó en un ambiente culto y académico, dominado por la escuela neoplatónica alejandrina y aprendió matemáticas y astronomía de su padre, quien además le transmitió su pasión por la búsqueda de lo desconocido. No conformándose con el saber con las ciencias matemáticas, en las que había sido introducida, se dedicó al estudio de otras ciencias filosóficas con mucha entrega. Estudió también la historia de las diferentes religiones que se conocían en su época, sobre oratoria, sobre el pensamiento de los filósofos y sobre los principios de la enseñanza.
Viajó a Atenas y a Roma con el afán de aprender y enseñar. Consiguió el grado más alto en el arte de enseñar.
Hipatia dando clases
En torno al año 400, la filósofa se había convertido en líder de los neoplatónicos alejandrinos y, de acuerdo a la Suda (enciclopedia bizantina), se dedicó a la enseñanza, centrándose en las obras de Platón y Aristóteles.
La casa de Hipatia se convirtió en un centro de instrucción donde acudían estudiantes de todas partes del mundo romano, atraídos por su fama.
Entre sus alumnos había cristianos, como su alumno predilecto Sinesio de Cirene que llegaría a ser obispo de Ptolemaida entre 409 y 413. Sinesio pertenecía a una familia rica y poderosa y mantuvo una gran amistad con su maestra. Dejó escrita mucha información sobre Hipatia y gracias a ello conocemos sus obras, aunque ninguna se haya conservado. Manifiesta también la devoción que Hipatia despertaba entre sus alumnos y él la saludaba como "madre, hermana y profesora, además de benefactora.
También fueron alumnos suyos entre otros muchos:
  • El hermano menor de Sinesio.
  • Alejandro (tío de Sinesio).
  • Herculiano, gran amigo de Sinesio, al que consideraba "el mejor de los hombres".
  • Olimpio, un rico terrateniente de Seleucia Pieria.
  • Isión, amigo íntimo de Sinesio.
  • Hesiquio de Alejandría, gramático y gobernador de Libia Superior.
  • Eutropio, hermano de Hesiquio.
  • Atanasio, sofista.
  • Gayo, pariente de Sinesio.
  • Teodosio, gramático.
  • Teotecno, sacerdote.
  • Orestes, llegó a ser prefecto imperial de Egipto.
En el siglo V, Egipto era sede de una de las comunidades más importantes del Imperio y el Patriarca de Alejandría gozaba del máximo prestigio e influencia junto a sus colegas de Jerusalén, Antioquía, Constantinopla y Roma. Sin embargo, la teórica primacía de Roma no se traduce en autoridad suprema.
Durante los siglos IV y V los conflictos doctrinales y las luchas de poder entre los patriarcados, en especial entre Alejandría y Constantinopla, fueron constantes.
Teodosio I el Grande 
Teodosio I el Grande (emperador de los romanos), había convertido el catolicismo en religión de Estado por el Edicto de Tesalónica de 380, imponiendo la ortodoxia nicena. Ello provocó la reacción, tanto de los paganos, como las distintas interpretaciones del cristianismo, convertidas ahora en herejías a perseguir y erradicar. En las décadas siguientes tuvieron lugar grandes disputas entre las distintas facciones de cristianos, llegando en ocasiones a la violencia.
Los filósofos neoplatónicos como Hipatia pronto fueron objeto de fuertes presiones. Algunos se convirtieron al cristianismo, pero Hipatia no consintió en ello, a pesar de los consejos de sus amigos, en especial de Orestes, prefecto augustal y alumno suyo, que se había bautizado en Constantinopla antes de ir a desempeñar su cargo a Egipto.
A pesar de su paganismo, Hipatia contó con la estima y protección de las élites intelectuales cristianas, e incluso 120 años después de su muerte el historiador Sócrates Escolástico, muy valorado por su imparcialidad, la consideraba, a pesar de su religión, "un modelo de virtud".
Orestes se dajaba aconsejar por Hipatia en asuntos políticos y municipales y fue consejera de las más altas magistraturas de Alejandría. 
Vestida con el manto de los filósofos, abriéndose paso en medio de la ciudad, explicaba públicamente los escritos de Platón, de Aristóteles o de cualquier filósofo, a todos los que quisieran escuchar.
Teófilo
 patriarca de Alejandría
Juan Crisóstomo
patriarca de Constantinopla
Por entonces el patriarca de Alejandría era el copto Teófilo (385-412), tenía tanta influencia entre las clases altas de Alejandría como la propia Hipatia. Tenía un inmenso poder y en 391 obtuvo del emperador Teodosio una orden para demoler los templos paganos de su ciudad, entre ellos el Mitreo y el Serapeo, lo que provocó sangrientos disturbios entre paganos y cristianos. Hipatia evitó enfrentarse con Teófilo pero si lo hizo el antioqueno Juan Crisóstomo, patriarca de Constantinopla, quien pretendió someterle a su autoridad. Teófilo obtuvo una gran victoria sobre Crisóstomo en el Sínodo de Encina, en 403, logrando su deposición y exilio.
Cirilo
Al fallecer Teófilo, le sucede en el cargo el hijo de su hermana Cirilo, que obtiene el cargo gracias a ser sobrino de Teófilo y a la antipatía de los alejandrinos por todo lo que viniera de Constantinopla.
El episcopado de Cirilo muestra una notable continuidad con la política de Teófilo:
  • Presión contra los paganos, herejes y judíos.
  • Conservación del apoyo de las grandes comunidades monásticas.
  • Cultivo de la alianza con Roma.
  • Oposición a la creciente influencia del Patriarcado de Constantinopla, intimo aliado del trono imperial.
  • Persiguió a los novacianos, a pesar del edicto de tolerancia promulgado hacia ellos por Teodosio I el Grande en 381. Se apoderó de todos sus objetos sagrados y quitó al obispo novaciano Teopompo todas sus posesiones.
  • Comenzó una amarga hostilidad con el prefecto imperial Orestes, que veía en el poderoso obispo un detractor del poder y autoridad del Emperador.
Orestes informó al Emperador de las acciones de Cirilo y debió de pedir la deposición y destierro de Cirilo. Cirilo buscó entonces reconciliarse con Orestes pero éste se negó. LLegaron 500 monjes procedentes del Desierto de Nitria para proteger a su patriarca Cirilo y provocaron una sedición. Al ver a Orestes que circulaba en un carro, se abalanzaron sobre él llamándole adorador de ídolos y pagano e insultándole. Orestes gritó que era cristiano y que le había bautizado el propio Patriarca de Constantinopla pero uno de los monges le hirió de una pedrada en la cabeza. El autor de la pedrada fue detenido, torturado y muerto pero Cirilo enterró su cadáver en una iglesia y le tributó honores de mártir, con lo que la ruptura entre el Patriarca Cirilo y el representante imperial Orestes fue total.
Hipatia
Empezó entonces a correr el rumor entre los cristianos de Alejandría de que la causante de la discordia entre Cirilo y Orestes era la influencia que ejercía  Hipatia sobre su ex alumno Orestes y presumiblemente su oposición a los abusos del poder religioso.
En plena Cuaresma, un grupo de fanáticos dirigidos por un lector de nombre Pedro, se abalanzó sobre Hipatia mientras regresaba en carruaje a su casa, la golpearon y la arrastraron por toda la ciudad hasta llegar al Cesáreo (catedral de Alejandría). Allí, la desnudaron y golpearon con piedras y tejas hasta descuartizarla. Sus restos fueron paseados en triunfo por toda la ciudad hasta un lugar denominado Cinareo (se supone que es un crematorio).
El historiador más cercano a los hechos Sócrates Escolástico, muy valorado por su ecuanimidad, vincula a Cirilo con el asesinato de Hipatia.
Ágora, película sobre la vida de Hipatia
En el año 2009, Alejandro Amenábar, llevó al cine la vida de Hipatia en una película titulada Ágora. El espectacular film refleja fielmente la vida de Hipatia así como los acontecimientos ocurridos en la época en que se desarrolla la película.
Ágora ganó 7 Premios Goya, incluyendo el de mejor guión original para Alejandro Amenábar y Mateo Gil. Tuvo una gran aceptación entre el público y a mí en particular me pareció una gran producción.

viernes, 28 de febrero de 2014

ARTEMISIA GENTILESCHI, pintora en tiempos difíciles

Autorretrato como mártir
Artemisia Gentileschi nació en Roma el 8 de julio de 1593. Fue la hija mayor de Orazio Getileschi, uno de los grandes representantes de la escuela romana de Caravaggio. Artemisia, aprendió el arte de la pintura en el taller de su padre, mostrando más talento que sus hermanos que también estudiaron y trabajaron en el taller. En este tiempo, al igual que su padre, el estilo de su pintura remitía explícitamente al arte de Caravaggio.
Susana y los viejos
A los diecisiete años firmó su primera obra: Susana y los viejos. En ella se ve que Artemisia había asimilado el realismo de Caravaggio. 
A los diecinueve años, su padre le buscó un preceptor privado, Agostino Tassi, ya que la enseñanza en las academias profesionales de Bellas Artes, estaba dedicada exclusivamente al género masculino.
Con la edad de diecinueve años sucedió un hecho que marcaría su vida; sufrió la violación de Tassi. Al principio prometió salvar su reputación casándose con ella pero no pudo cumplirla ya que era un hambre casado. Su padre lo denunció ante el tribunal papal. Comenzó un largo proceso en el que se sometió a Artemisia a un humillante examen ginecológico y torturada usando un instrumento que apretaba progresivamente cuerdas en torno a los dedos. De esta manera se pretendía verificar la afirmación de sus acusaciones, pues se creía que si una persona decía lo mismo bajo tortura que sin ella, la historia debía de ser cierta. Tassi fue condenado a un año de prisión y al exilio de los Estados Ponticifios.
Este es el testimonio de Artemisia en el proceso, según los documentos de la época:
Cerró la habitación con llave y una vez cerrada, me lanzó sobre un lado de la cama, dándome con una mano en el pecho, me metió una rodilla entre los muslos para que no pudiera cerrarlos y alzándome las ropas, que le costó mucho hacerlo, me metió una mano con un pañuelo en la garganta y boca para que no pudiera gritar y habiendo hecho esto, metió las dos rodillas entre mis piernas y apuntando con su miembro a mi naturaleza comenzó a empujar y lo metió dentro. Y le arañé la cara y le tiré de los pelos y antes de que pusiera dentro de mí el miembro, se lo agarré y le arranqué un trozo de carne. 
Un mes después del juicio, su padre arregló un matrimonio con Pietro Antonio Stiattesi, un modesto artista, que sirvió para restituir el honor de Artemisia.
Judit decapitando a Holofernes
Virgen con niño
Al año siguiente exhibe en la Galleria degli Uffizi de Florencia una obra impactante: Judit decapitando a Holofernes. Impresiona la violencia de la escena y ha sido interpretada como un deseo de venganza respecto a la violencia que ella había sufrido.
De estos comienzos romanos data también la Madonna col Bambino (Virgen con niño).
Artemisia y su marido se instalaron en Florencia en 1614. Allí disfrutó de un gran éxito, siendo la primera mujer en ingresar en la Accademia del Disegno (Academia del Dibujo) de Florencia. Se convirtió en una exitosa pintora de corte. Mantuvo buenas relaciones con los artistas más respetados de su tiempo y fue capaz de conquistar los favores y la protección de personas influyentes como el gran duque Cosme II de Médici y especialmente de la gran duquesa Cristina. Tuvo una buena relación con Galileo Galilei con quien se mantuvo en contacto epistolar durante largo tiempo, mucho más allá de su periodo florentino.
Allegoria dell´Inclinazione
Entre sus admiradores se encontraba el sobrino de Miguel Ángel, Buonarroti el joven, que construyó la Casa Buonarroti para celebrar la memoria de su antecesor. Encargó a Artemisia una tela destinada a decorar el techo de la galería de pinturas. Dicha pintura representa una Allegoria dell´Inclinazione (una alegoría del talento natural), representada en forma de una mujer joven desnuda que sostiene una brújula. Se cree que dicha figura al igual que las imágenes femeninas de otras obras suyas, tiene los rasgos de Artemisia, que al parecer según los cánones de belleza de la época tenía un extraordinario atractivo.
Mientras estuvieron en Florencia, Artemisia tuvo cuatro hijos y una hija, pero sólo la hija llegó a la edad adulta. A pesar de su éxito, el exceso de gastos de toda la familia les llevó a una situación muy delicada. Este periodo estuvo marcado por muchos problemas con los acreedores y con su esposo lo que motivó su regreso a Roma en el año 1621. Con ella se llevó a su hija Prudenzia con la que más tarde se trasladó a Nápoles. Ese mismo año se separa de su marido y permanece en Roma como mujer independiente, intentando criar a su hija Prudenzia y a otra hija natural nacida al parecer en 1627.
Entró a formar parte de la Accademia dei Desiosi. De esta época data su amistad con Cassiano del Pozzo, humanista, coleccionista y gran mentor de las bellas artes.
Judith y su doncella
A pesar de su reputación artística y de sus buenas relaciones, Roma no fue tan lucrativa como ella esperaba, ya que a pesar de su habilidad para poner en escena a las heroínas bíblicas, estaban vedados para ella los ricos encargos de frescos y de los grandes retablos por lo que es seguro que entre 1627 y 1630 se trasladó a Venecia en busca de encargos más lucrativos.
En su obra Judith y su doncella, Artemisia refleja su dominio sobre los efectos de claroscuro de la luz de la vela, lo que testimonia su asimilación de las lecciones del luminismo veneciano.
La Anunciación
En 1630 Artemisia se trasladó a Nápoles, ciudad rica en talleres y en amantes del arte, en busca de nuevas oportunidades. Aquí permaneció el resto de su carrera con la excepción de su breve estancia en Londres. Para ella fue su segunda patria donde pudo ocuparse de sus dos hijas y donde las casó con dote propia. Tuvo muchas pruebas de estimación y mantuvo buenas relaciones con el virrey, el Duque de Alcalá y con los mayores artistas de la ciudad en aquella época. Con el pintor Massimo Stanzione comenzó una colaboración artística basada en una auténtica amistad y parecidos artísticos.
Su primera obra en Nápoles fue La Anunciación y por primera vez empieza a trabajar en cuadros para una catedral, dedicados a San Jenaro en el anfiteatro de Pozzuoli. Otras obras fueron Nacimiento de san Juan Bautista, que se conserva en el Museo del Prado de Madrid y Corisca y el sátiro. En estos cuadros Artemisia demuestra su capacidad de renovarse según los gustos artísticos de su tiempo y de manejar diferentes temas en lugar de los usuales por los que ya era conocida.
Autorretrato como la
Alegoría de la pintura
En 1638 se reunió con su padre en Londres, en la corte de Carlos I de Inglaterra, donde su padre se había convertido pintor cortesano y recibió el importante encargo de decorar un techo, una alegoría del Triunfo de la paz y de las artes en la Casa delle Delizie de la reina Enriqueta María de Francia en Greenwich. Padre e hija trabajaron juntos en esta obra, pero el motivo por el que había sido llamada a la corte fue el interés que Carlos I tenía por su obra. La fama de Artemisia probablemente lo intrigase y entre su colección contaba con un cuadro de Artemisia muy sugerente, Autorretrato como la Alegoría de la Pintura.
En 1639, murió repentinamente su padre y Artemisia tuvo que cumplir con sus encargos después de su muerte.
Se cree que en 1642 partió definitivamente a Nápoles donde pasó el resto de su vida.
En 1654 Artemisia aún aceptaba encargos, aunque dependía cada vez más de su asistente Onofrio Palumbo y se especuló con su muerte en la devastadora plaga que asoló Nápoles en 1656 y que barrió virtualmente a toda una generación de artistas napolitanos.
De este periodo es su obra Virgen con el Niño y un rosario.
Su tumba se encontraba en la iglesia de San Juan de los Florentinos de Nápoles, que fue destruida tras la Segunda Guerra Mundial. En su lápida estaba escrito HEIC ARTEMISIA. Después de su muerte fue prácticamente olvidada.